Escuela de Aprendices

La empresa Elizalde contó desde 1940 hasta 1960 con una Escuela Profesional que se caracterizó por una excelencia técnica y de desarrollo formativo y académico de cientos de profesionales que pasaron por sus aulas, y que compaginaban formación teórica con prácticas en la propia compañía. De forma anual este colectivo se sigue reuniendo, contribuyendo a que el espíritu de la E.A.E siga vivo, rememorando su contribución a la formación y al desarrollo tecnológico del país.

Como se cita en la revista de los aprendices, “La Escuela de Aprendices Elizalde  no solo se limitó en su andadura, a la comodidad de enseñar, sino a la difícil tarea de domar pasiones, sostener voluntades y luchar para abrir inteligencias al conocimiento y a la comprensión. Tales acciones se complementaban con las que constituían el lema y sello de identidad de nuestra escuela: –ESTUDIO, ACCION, DISCIPLINA”.

Revista Elizalde nº8 (setiembre 2012)    Descargue PDF

EAE1
EAE2

Una vez expuesta la andadura de la E.A.E.y su relación con la Formación Profesional durante un período que duró 32 años (1940-1972), queremos exponer y dar a conocer como se fraguó su integración en la Fundación Elizalde, a través de esta página web.

Los días 1 y 2 de Junio del año 2002 un grupo de ex-alumnos de la XIX promoción, deciden promocionar un reencuentro y formalizar la edición de un primer fascículo con el fin de recuperar la historia profesional vivida por los ex-alumnos diseminados por la geografía industrial durante los años transcurridos.

Este pequeño documento, el nº 1, de acuerdo con la complacencia de D. Miguel Elizalde, se editó subtitulado como Sección Escuela de Aprendices y a partir del año 2005, con la aparición del fascículo nº 4 se inició la etapa del reencuentro anual ya mencionado.

Se hace difícil situar la formación profesional de la época sin subrayar la presencia de una escuela ubicada en una industria de carácter privado y familiar como es el caso de la E.A.E., de cuyo recuerdo quedan patentes los múltiplos encuentros que ha habido entre las diferentes promociones, en muchos casos para contrastar ideas de carácter técnico o profesional hasta llegar a la etapa presente en que un día 9 de Junio del 2005 la propuesta de un reencuentro anual ha dado lugar a fortalecer aún más si cabe, la idea de que la formación profesional obtenida ha dado unos resultados que en su momento no se podían valorar, por la lógica imperativa del tiempo no transcurrido, nos referimos al hecho sin paliativos de comprobar el alto porcentaje de personas que han y están ocupando cargos de Dirección a todos los niveles, licenciados en algunos casos y en un importante ámbito del empresariado.

“La Escuela de Aprendices Elizalde – E.A.E. no solo se limitó en su andadura, a la comodidad de enseñar, sino a la difícil tarea de domar pasiones, sostener voluntades i luchar para abrir inteligencias al conocimiento y a la comprensión. Tales acciones se complementaban con las que constituían el lema y sello de identidad de nuestra escuela: –ESTUDIO, ACCION, DISCIPLINA”

EAE1
EAE4

Así mismo, se hace imprescindible citar al Sr. Luís Torra Almenara, preceptor de los hijos de Don Julio Rentería, al que se le encomendó la Dirección de la citada Escuela para el comienzo de un curso que significaba la puesta en marcha de la 1ª Promoción.

“La gran virtud de la E.A.E. fue no limitarse a la formación profesional, como normalmente hacían las escuelas de Artes y Oficios o la Escuela del Trabajo, sino complementarla con una cierta formación cívica y religiosa, sin imposiciones, aceptada libremente. Este fue el gran mérito, la impagable labor de su primer director D. Luís Torra”.

FORMACION  PROFESIONAL EN ELIZALDE/ENMASA

Fue en el período 1939-1951 cuando la fabricación de motores para la aviación sustituyó a la automoción que hasta el momento se estaba desarrollando, cuando el lógico cambio de orientación hacia una técnica más depurada, dio lugar al interés por la Formación Profesional que el momento requería.

Se ha de tener en cuenta que era esta la primera fábrica nacional que se posibilitaba para la fabricación de un producto de alta tecnología como es la aeronáutica, en el apartado de motores de aviación, en unos momentos en que los medios formativos eran escasos a la vez que desconocidos.

Con estas premisas y recién terminada la guerra civil, se entró en una etapa de recuperación industrial y social a la vez, lo que hizo pensar en la necesidad de apostar por la formación técnica y profesional.

Y es aquí, cuando en el año 1940 la Fábrica de Motores de Aviación Elizalde con una clara visión de su Dirección en cuanto al futuro más próximo de la Tecnología, creó la Escuela de Aprendices Elizalde (E.A.E.) motor de técnicos y profesionales que más tarde cubrirían etapas de Dirección y Desarrollo Industrial en las industrias del país y fundamentalmente en Cataluña.

Se hace necesario mencionar en este apartado por su espíritu emprendedor e ilusionado, a las personas que en su día creyeron en el prometedor futuro de esta Escuela como base de la formación profesional y que dio como resultado, sin que tal vez lo apreciaran, que ejercería como semillero de personas altamente cualificadas como se ha podido comprobar a través de las experiencias obtenidas hasta el día de hoy: Doña Carmen Biada, Presidenta del Consejo de Administración y Don Julio Rentería , Director General.

EAE5
biletul zilei cu meciuri din fotbal pronosticuri pariuri fotbal biletul zilei de azi